Noticia

Cuidar de la tierra es una responsabilidad sagrada

La tierra y todas las cosas en ella deben ser usadas responsablemente

 

El 22 de abril es designado Día de la Tierra, un día para contemplar las bellezas y beneficios de la tierra y un día para recordarnos nuestra responsabilidad de protegerla.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cree que todas las creaciones de Dios deben ser reverenciadas y respetadas. Brigham Young, el segundo presidente de la Iglesia, dijo: “Nuestro Padre Celestial desea que conservemos lo que Él nos da... No es nuestro privilegio desperdiciar la sustancia del Señor”.

De acuerdo con la postura oficial de la Iglesia, toda la humanidad es mayordomo sobre la tierra y debe usar con gratitud lo que Dios nos ha dado, evitar que se desperdicie la vida y los recursos, y usar la abundancia de la tierra para cuidar de los pobres y necesitados.

Dios creó la tierra para proporcionar un lugar de aprendizaje para la familia humana, y un lugar de progreso y mejoramiento. Dios creó primero la tierra y todas las cosas vivientes espiritualmente, y todas las cosas vivientes tienen gran valor antes Sus ojos.

La tierra y todas las cosas que hay en ella deben ser usadas responsablemente para sostener a la familia humana. Sin embargo, todos son mayordomos – no propietarios – sobre esta tierra y su abundancia y serán responsables delante de Dios por lo que hacen con Sus creaciones.

Los enfoques del medio ambiente deben ser prudentes, realistas, equilibrados y coherentes con las necesidades de la tierra y de las generaciones actuales y futuras, en lugar de perseguir la reivindicación inmediata de deseos personales o derechos reconocidos. La tierra y toda vida sobre ella son mucho más que objetos para ser consumidos o conservados. Dios quiere que Sus creaciones sean estéticamente agradables para animar la mente y el espíritu, y algunas partes deben ser preservadas. Le ofende que se destruya la belleza de la tierra.

El estado del alma humana y el medio ambiente están interconectados, cada uno afecta e influye en el otro. La tierra, todos los seres vivientes y la expansión del universo son testimonios elocuentes de Dios.

El presidente Russell M. Nelson, presidente del Cuórum de los Doce Apóstoles, el segundo cuerpo presidente en el gobierno de la Iglesia, declaró: “En calidad de beneficiarios de la creación divina, ¿qué debemos hacer? Debemos cuidar la tierra, ser mayordomos sabios de ella y conservarla para las generaciones futuras” (“La creación”, Liahona, mayo de 2000). Además, debemos amarnos y cuidarnos los unos a los otros.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.

Descargar fotos »