La familia importa

La familia importa

“Ningún éxito puede compensar el fracaso en el hogar” David O. McKay, 9° presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Noticia
 

Recientemente, tres grupos interesados en la protección de la familia se unieron en la Ciudad de Guatemala para patrocinar una conferencia titulada "La importancia de la familia en el sistema de protección de la niñez y adolescencia". Los tres grupos, Asociación la Familia Importa (AFI), la Universidad Brigham Young de Provo, Utah, EEUU, y “Manos que ayudan” organizaron el evento para concienciar a la sociedad sobre los problemas críticos relacionados con la familia.

Uno de los discursantes fue Patricia de Arzú, esposa del alcalde de la Ciudad de Guatemala, quien sirve en esa posición desde 2004. La señora de Arzú dio inicio a la conferencia con palabras que resaltaban el valor de la familia.

“El amor es el mandato principal de nuestro Padre,” ella dijo. “Pero el amar no quiere decir compasión, besos, y caricias. Amor es paciencia, bondad, no ser egoístas, no ser orgullosos.  Vamos a tener problemas si no nos interesamos en los conceptos fundamentales de la familia, que empiezan con el amor. Sí, tenemos que tener amor al prójimo, pero no ser tolerantes con lo que está mal. El amor tiene que existir en la familia”.

También habló sobre el papel del padre en el hogar, que es su responsabilidad enseñar a sus hijos a ser buenos padres y maridos.

El diputado German Velásquez, quien asistió a la conferencia dijo: “La familia es la base de la sociedad guatemalteca. Tenemos que apoyar a todas las organizaciones que se están dedicando a conservar la familia, que las familias sean integrales, y sobre todo realizar programas para que estos jóvenes que son el futuro de Guatemala encuentren esas oportunidades de educación. Pero, la educación comienza desde núcleo familiar y luego existe la parte académica que los va a llevar a ser mejores profesionales, y eso es lo que necesita Guatemala”.

Tim Heaton, profesor de sociología de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah, EEUU habló acerca de cómo mejorar el bienestar de la niñez en Guatemala. “Es muy importante enfocarnos en los niños. Son vulnerables y no pueden protegerse a sí mismos. Nosotros tenemos que hacerlo. Hay tres cosas que podemos hacer con los niños para crear un mejor ambiente familiar. Primero, mejorar el estatus de la mujer, proporcionar recursos directamente a las familias, y para los niños institucionalizados, facilitar la adopción”.

Él dijo que algo que se puede hacer para fortalecer a las familias es tener una noche familiar y utilizar un manual que tiene lecciones básicas de cómo tener y mejorar las relaciones familiares.

Para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Noche de Hogar constituye una ocasión en la que los padres pueden enseñar a sus hijos los principios del Evangelio. Una Noche de Hogar típica consiste en una oración, una canción, una lección breve, una actividad y un refrigerio. Las lecciones las enseñan los padres y a veces los hijos.

El licenciado Byron Alvarado, de la Comisión Nacional de la Niñez y Adolescencia discursó sobre el tema del proceso judicial de protección, la licenciada Silvia Morales habló de los retos y desafíos del sistema de protección de niñez y adolescencia, y “Elementos básicos de una familia funcional” fue el título del discurso de la licenciada Magda de Garrido.

También hubo un foro titulado “Acciones que transforman". Participaron representantes de ENLACE y la Secretaría de Asuntos Sociales de la Municipalidad de Guatemala.

Astrid Ríos, Directora Ejecutiva de AFI dio las palabras de clausura. Dijo: “Para AFI realmente es un privilegio tenerlos a todos ustedes aquí presentes. Sabemos que no todos compartimos la misma religión, no todos compartimos la misma ideología, pero sí compartimos algo, que es la importancia de la familia”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.