Líder mundial de la Iglesia, y su esposa, visitan Centroamérica

Líder mundial de la Iglesia, y su esposa, visitan Centroamérica

Se reúnen con misioneros y miembros de la Iglesia

Noticia
 

Durante su visita, el élder Renlund presidió la creación de la primera estaca de la Iglesia en Senahú (una estaca es comparable a una diócesis católica). En esa reunión especial, dijo que "El propósito de la estaca es ayudar a la gente a venir a Cristo. Si falla en lograrlo, fracasa en su propósito. Si los barrios y las ramas de esta estaca ayudan a las personas a conocer al Redentor del mundo, cumple su propósito. Lo que Dios quiere hacer es ofrecer todo lo que Él tiene a Sus hijos ".

Su esposa, Ruth Renlund dijo que "Creemos en la misma organización que existió cuando Jesús estaba en la tierra y que se nos dan mandamientos para que podamos regresar a Él. Dios nos da una manera de guardar los mandamientos incluso cuando es difícil".

Los Renlund también tuvieron la oportunidad de reunirse con misioneros de la Iglesia en Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica, expresándoles gratitud por sus esfuerzos misionales y dedicación al Señor.

Concluyeron su visita a Centroamérica asistiendo y participando en un simposio sobre la libertad religiosa en Costa Rica, al que también asistió el presidente de la República de Costa Rica, Luis Guillermo Solís.

El élder Renlund expresó: "Las creencias, enseñanzas y prácticas religiosas aportan la medicina necesaria a una sociedad que de otra manera sería agresiva y enferma. Consideren tres medicamentos que la religión ofrece a las sociedades, tres maneras de controlar la respuesta natural basada en el interés propio y sin restricciones. Los tres medicamentos son: primero, el concepto de una autoridad superior a uno mismo, segundo, un código de conducta moral, y tercero, que los aspectos del código moral pueden cambiar los corazones de los individuos para que actúen con abnegación”.

La hermana Renlund, quien fue una abogada litigante en los Estados Unidos durante 23 años, se dirigió a los participantes del simposio diciendo: "La religión y la libertad religiosa no sólo son buenas para la persona, sino que también benefician a la sociedad. El beneficio para la persona es claro a través del ejercicio del albedrío moral del individuo - la capacidad de escoger el creer y actuar conforme a los dictados de la conciencia. De igual manera, algunos de los beneficios de la religión para la sociedad son evidentes y se encuentran en la caridad religiosa, la educación y la ayuda humanitaria".

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.