Nuevo presidente del Templo de Quetzaltenango

Nuevo presidente del Templo de Quetzaltenango

Los templos de la Iglesia se consideran casas de Dios, lugares de santidad y paz

Noticia

Para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días los templos se consideran casas de Dios, un lugar de santidad y paz, apartado de las preocupaciones del mundo. Proporcionan un lugar donde los miembros de la Iglesia hacen promesas y efectúan compromisos formales con Dios. También son el lugar donde se administran los mayores sacramentos de la fe: el matrimonio y el “sellamiento” de las familias por la eternidad.

 

La persona que preside los asuntos del templo se llama presidente del templo el cual sirve por un período de tres años. Los presidentes de templo normalmente son asignados a templos alejados de su hogar, por lo que dejan atrás a sus familias. El presidente Reginaldo Bustillo y su esposa Liliam de Bustillo son una de esas parejas.

Los Bustillo, que son de Honduras, recientemente comenzaron su servicio como presidente del templo y directora de las obreras del Templo de Quetzaltenango. El presidente Bustillo sirvió anteriormente como consejero en la presidencia del Templo de Quetzaltenango y la hermana Bustillo como asistente a la directora. Los Bustillo son padres de seis hijos (tres varones y tres mujeres) y tienen cuatro nietos (dos niños y dos niñas).

“Me siento agradecido que el señor confíe en mi persona, un simple ser mortal y que Dios nos brinda esta responsabilidad para que nos elevemos espiritualmente,” dijo el presidente Bustillo. “Lo mismo experimenta mi esposa como directora de las obreras. Sin embargo, ella menciona que debemos vivir un día a la vez, bendiciendo la vida de los participantes, obreros, empleados y todas las personas con que nos relacionamos”.

El presidente Bustillo dijo que su objetivo primordial como presidente y directora de las obreras del templo es, “que miles de los hijos de Dios sean bendecidos con sus ordenanzas personales y vicarias, que deseen asistir continuamente al templo, y que las familias sean fortalecidas y puedan ser felices. Además, que de su asistencia al templo y de su fidelidad puedan ser bendecidos logrando ser autosuficientes temporal y espiritualmente”.

“En segundo lugar”, dijo el presidente Bustillo, “deseamos que el Templo de Quetzaltenango pueda ser un lugar de amor y paz, un refugio hermoso, donde todos los miembros dignos puedan encontrar solaz y respuesta a sus oraciones. En donde todos podamos hablar el lenguaje del amor y que deseemos regresar a su santa casa”.

Los presidentes de templo tienen dos consejeros cuyas esposas sirven como asistentes a la directora. Julio Cottón, quien es de Guatemala, y su esposa Fabiola de Cottón, sirven como primer consejero y asistente a la directora, respectivamente. Gonzalo GarcíaSalas, también de Guatemala, es el segundo consejero, y su esposa, Sonia de GarcíaSalas sirve como asistente a la directora.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.