Pueblos afectados por inundaciones reciben ayuda

Pueblos afectados por inundaciones reciben ayuda

La mayoría de los que recibieron ayuda no son miembros de la Iglesia

Noticia

Las personas en las áreas afectadas por inundaciones causadas por fuertes lluvias en partes de Guatemala han recibido la ayuda que tanto necesitaban. Durante más de una semana, camiones llenos de suministros enviados por los Servicios Humanitarios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han estado entregando provisiones para aquellos que han buscado refugio en escuelas y centros comunitarios en Panzós, Tactic, Tamahú, Tucurú, La Tinta, el área de Cobán y Petén.

 

Se entregaron suministros de alimentos, agua y materiales higiénicos a un centro de reuniones de la Iglesia en Panzós, y Maxi Despensas en Cobán y Santa Elena, Petén. Los líderes locales de la Iglesia supervisaron la distribución a las áreas afectadas. Mantas y otros suministros también se están entregando.

Hay un sentimiento general de gratitud por aquellos que han recibido ayuda. “Tenemos muy buenas noticias que los materiales de emergencia llegaron al centro de reuniones en Panzós, Alta Verapaz”, dijo el presidente del distrito de la Iglesia, Abelario Xol. “Mil gracias a todos por su apoyo con este proyecto. La gente está muy agradecida, pero todavía hay mucha necesidad”.

La mayoría de los que están recibiendo ayuda no son miembros de la Iglesia. La Iglesia ofrece proyectos de ayuda y desarrollo con fines humanitarios en países de todo el mundo. Los proyectos operan sin importar la nacionalidad o religión de los destinatarios.

El servicio humanitario puede incluir la respuesta de emergencia a desastres naturales, como un terremoto o un tsunami, o desastres provocados por el hombre, como los efectos de la guerra y el hambre. También puede ser parte de un esfuerzo a más largo plazo para satisfacer necesidades humanas serias y más arraigadas, como la necesidad de aliviar la enfermedad.

Las donaciones, principalmente de miembros de la Iglesia, pero también de personas de todo el mundo, se utilizan para hacer posibles proyectos de ayuda. El cien por ciento de las donaciones dadas a los Servicios Humanitarios de la Iglesia se usan para los esfuerzos de ayuda. La Iglesia absorbe sus propios costos generales.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.