Semana Santa: un tiempo de reflexión

Semana Santa: un tiempo de reflexión

Descubre cómo los acontecimientos de cada día nos ayudan a apreciar Su milagrosa misión.

Nota de prensa
 

La última semana de la vida del Salvador cambió el mundo para siempre. Descubre cómo los acontecimientos de cada día nos ayudan a apreciar Su milagrosa misión.

A medida que nos acercamos a la temporada de Pascua, cristianos de todo el mundo se preparan para conmemorar la muerte y la Resurrección del Señor Jesucristo leyendo y reflexionando sobre los relatos bíblicos de los últimos días de Su ministerio mortal.

Las partes más importantes de esta historia – la obra expiatoria del Salvador, que consiste en Su sufrimiento en el Jardín de Getsemaní, Su crucifixión y Su levantamiento triunfante de la tumba – son bien conocidas. Un estudio de los eventos que condujeron a la Resurrección nos puede acercar más al Salvador y fomentar una comprensión más profunda de la Expiación.

Domingo – la entrada triunfal

Jesucristo hizo Su entrada triunfal en Jerusalén, y Sus seguidores con reverencia tendieron mantos y ramas de palma en Su camino. En esa ocasión Jesucristo se preparaba para realizar el más importante de Sus milagros. Nuestro Padre Celestial nos proporcionó la manera de vencer el pecado y la muerte: por medio de Su Hijo, Jesucristo.

Lunes – la purificación del templo

Después de entrar en Jerusalén, una de las primeras cosas que Jesucristo hizo es ir al templo. La purificación del templo fue un acto de valentía. Podemos llenarnos de valor al saber que Jesucristo hizo lo que sabía que era lo correcto.

Martes – enseñanzas en Jerusalén

A pesar de la increíble oposición, la obra de Jesucristo siguió su marcha. Si buscamos Su ayuda, podemos vencer incluso las dificultades más grandes.

Miércoles

Los acontecimientos del día miércoles se desconocen. En vez de enfocarnos en el paradero de Jesús, podemos concentrarnos en lo que enseñó durante Su ministerio.

Jueves – el Jardín de Getsemaní

Jesús observó la Pascua con Sus apóstoles en lo que se conoce como la Última Cena y les expresó el amor que sentía por ellos, mediante Sus palabras y actos. A pesar de haber llevado una vida perfecta, Jesucristo pagó el precio de todos nuestros pecados.

Viernes – Crucifixión y sepultura

Jesús fue traicionado y después de una serie de juicios, fue sentenciado a muerte por crucifixión. Debido a que Jesucristo experimentó un sufrimiento tan profundo, Él siente una empatía perfecta por nosotros. Él venció la muerte y tiene el poder para ayudarnos a superar las dificultades de la vida.

Sábado – la tumba

El cuerpo de Jesucristo fue colocado en la tumba. Puedes pensar verdaderamente en lo que Jesucristo experimentó y por qué estuvo dispuesto a hacerlo.

Domingo – la Resurrección

Jesucristo venció la muerte y resucitó, y gracias a que Él vive, todos nosotros volveremos a vivir.

Invitamos a todos a reflexionar sobre la vida de Jesucristo y cómo los eventos de la Semana Santa pueden ayudarlo a acercarse más a Él.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.