Comunicado de Prensa

Conversaciones para “regularizar” las actividades de la Iglesia en China

Se espera que una serie de reuniones al más alto nivel entre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y un funcionario de la República Popular China conduzcan a la "regularización" de las operaciones de la Iglesia en China.

Una declaración de la Primera Presidencia de la Iglesia divulgada hoy revela que un alto representante de la República Popular China –el representante de más alto rango de Beijing que se haya reunido con líderes de la Iglesia– visitó a la Primera Presidencia.

La reunión se llevó a cabo en el edificio administrativo de la Iglesia en Salt Lake City el 24 de agosto y fue una continuación de otras reuniones que se efectuaron en febrero y mayo en China, a las que asistieron el élder Dallin H. Oaks, de los Doce, y el élder Donald l. Hallstrom, de los Setenta, que por asignación de la Primera Presidencia supervisan las actividades de la Iglesia en Asia. Estas reuniones se iniciaron a solicitud del representante de China.

Los élderes Oaks y Hallstrom representan a dos de los consejos de más alto rango de la Iglesia --élder Oaks, de los Doce Apóstoles y élder Hallstrom de la Presidencia de los Setenta.

"Es importante comprender lo que significa y lo que no significa el término regularización ", dijo el portavoz de la Iglesia Michael Otterson. "No significa que tenemos previsto enviar misioneros a China. Esa cuestión no está aún bajo consideración".

"La Iglesia aprecia profundamente la cortesía de los dirigentes chinos en la apertura que permitirá definir una forma con la cual la Iglesia y sus miembros pueden continuar con las actividades diarias en armonía con las leyes locales".

Otterson dijo que muchos detalles deben trabajarse en futuros debates con funcionarios chinos, pero que la inminente evolución de los hechos fue el resultado de 30 años de fortalecimiento de la confianza mutua. "Ellos (refiriéndose al gobierno chino) han llegado a estar completamente familiarizados con la Iglesia mediante numerosos contactos, y han visto cómo nosotros y nuestros miembros operan en China. Ellos saben que somos personas de palabra cuando se trata de respetar la leyes de su país y sus expectativas culturales," dijo.

La breve y formal declaración de la Primera Presidencia fue que ellos y otros altos líderes en las Oficinas Generales de la Iglesia en Salt Lake City, "han tenido conversaciones con un alto funcionario de la República Popular China de Beijing y han establecido una relación que esperamos conducirá a la regularización de las actividades de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en ese país asiático".

Otterson dijo que dada la importancia de comprender y cumplir con diversas leyes chinas y la necesidad de mantener esfuerzos cooperativos, la Iglesia no va a comentar más sobre estos debates por el momento.

"En la conclusión de la reunión en Salt Lake City, ambas partes acordaron que sería apropiado hacer público este anuncio." dijo Otterson.

Imacon Color Scanner

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.