Mormon Newsroom
Noticia

Dieciséis atletas mormones van a los Olímpicos de Londres 

Los dieciséis atletas mormones calificados hasta el momento, proceden de Estados Unidos, Nueva Zelandia, Venezuela, Bolivia e Islas Cook en el Pacífico Sur.

En pocos días los mejores atletas del mundo se darán cita en Londres durante los Juegos Olímpicos 2012, su determinación y calidad es el resultado de años de preparación. Todos van en busca de lograr superar las marcas, el solo estar en esta justa ha sido más que un sueño. Dieciséis son los atletas mormones calificados hasta el momento, ellos son: Estados Unidos: John Nunn, caminata; Tumua Anae, water polo; Sarah Robles, levantamiento de pesas; Breeja Larson, natación; Jake Gibb, voleibol de playa; Ryan Millar, Rich Lambourne and Russell Holmes, voleibol; Arielle Martin, women's BMX; y Jillian Camarena-Williams, lanzamiento de bala. Nueva Zelandia: Valerie Adams, lanzamiento de bala, and Hayley Palmer, natación. Venezuela: Maria Gabriela Martinez Gascon y Johanna Fuenmayor, esgrima. Bolivia: Andrew Rutherfurd, natación. Islas Cook: Celeste Brown, natación.

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días apoya las cualidades desarrolladas por el trabajo, sudor y fe de la persona. Por lo menos dieciséis miembros de la iglesia participarán en los juegos este año. De mucho interés para los guatemaltecos es el equipo del país que cuenta con dieciocho participantes y casi la mitad son del género femenino.

No todos podemos mantener un régimen tan estricto como el de los atletas olímpicos, pero sí podemos hacer mucho a favor de nuesta propia salud. La iglesia ha enseñado desde casi el principio de su organización la importancia de cuidar nuestro cuerpo físico y espiritual.

Los miembros de la iglesia se distinguen por lo que llaman "Palabra de Sabiduría". José Smith, primer presidente y profeta de la Iglesia, enseñó la importancia de mantener la salud corporal. No creemos en usar sustancias que puedan causar daño al cuerpo o la mente. Para los miembros de la iglesia nuestro cuerpo físico es sagrado y tenemos la responsabilidad de cuidarlo. No adoramos al cuerpo humano, pero sí lo consideramos un don de Dios.

Cada cuatro años, cuando llegan los juegos olímpicos, el mundo vuelve su atención a cada competencia y a la importancia que tiene el cuerpo humano. Por un tiempo muchas personas se esforzarán por comer mejor comida y hacer más ejercicio. La meta personal debería ser actuar de esa forma por toda la vida, quienes lo hagan no solo tendrán mejor salud, sino también serán más felices y aumentarán la felicidad en esta vida.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.