Nota de prensa

Se dedica el Templo de Roma, Italia

Se celebra la ceremonia de la piedra angular

El Templo de Roma, Italia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ha sido dedicado. El presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, llevó a cabo la ceremonia simbólica de la piedra angular, que simboliza la finalización de la construcción del templo y la disposición a un uso sagrado. La ceremonia también es un símbolo de Cristo como la principal piedra angular de la Iglesia.

Durante la ceremonia, los líderes que presidieron la dedicación y sus esposas salieron brevemente del templo y colocaron el cemento alrededor de la piedra angular. El presidente Nelson dijo: “Ahora procederemos a terminar la obra del templo. Pondremos un poco de cemento en las grietas”. Señaló que el Templo de Roma, Italia es el templo número 162 y que hay otros 40 templos planificados o en construcción.

También se invitó a algunos niños a colocar el cemento alrededor de la piedra, entre ellos Elena Malara, de siete años, de Monterotondo, Italia, quien dijo: “Estoy feliz porque puse cemento en la piedra”. Su padre, Federico Malara, dijo: “Tuvimos la hermosa oportunidad de asistir a la dedicación del Templo de Roma, Italia. Para nosotros es un gran gozo como familia”. La madre de Elena, María Irma Curatola Malara, agregó: “Nos sentimos muy emocionados. Nuestras hijas tuvieron la oportunidad de ver al presidente Nelson y disfrutar de este hermoso espíritu. Esta experiencia permanecerá en sus corazones para siempre”.

 

Durante la primera de las siete sesiones programadas para los tres días, el presidente Nelson ofreció la oración dedicatoria. Dijo: “En esta antigua y gran ciudad que ha permanecido desde los tiempos bíblicos —en esta nación histórica de Italia— reconocemos el ministerio de Pedro y Pablo, dos de los primeros apóstoles de Tu Hijo [Jesucristo], quienes una vez bendijeron esta tierra con su trabajo. Que la influencia de sus testimonios perdurables de Jesucristo continúen sintiéndose entre los valores primordiales de este gran país”.

Al continuar su oración dedicatoria, dijo: “Estamos agradecidos por el apoyo de la iglesia, el gobierno y los líderes cívicos quienes de buena voluntad han proporcionado su muy apreciado apoyo en nuestro deseo de construir este templo sagrado aquí en Roma. Bendícelos por su amabilidad y fortalece su continuo deseo de preservar la libertad religiosa para todos”.

El presidente Nelson asistió y dio las oraciones dedicatorias en las tres sesiones del domingo. El élder Massimo De Feo, de los Setenta, dirigió cada sesión. Hubo siete sesiones dedicatorias en total: tres el domingo y dos los días lunes y martes.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.