Comunicado de Prensa

Deseamos un feliz día a todos los padres

El Día del Padre o Día de los Padres es un día conmemorativo en el cual se celebra al padre dentro de la familia.  Es una fecha para agradecer, y devolver un poco de lo que nuestro padre terrenal ha hecho por nosotros. En Guatemala se celebra el 17 de junio, no solamente celebremos a los padres sino que a todos los hombres que actúan como figura paternal, tíos, abuelos maestros, etc. y sobre todo no debemos pasar por alto que entre todos los títulos que Dios tiene parece que ha preferido que le llamemos familiarmente: "Nuestro Padre Celestial".

La familia es la unidad básica de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la unidad social más importante que pueda existir tanto en esta vida como en la eternidad. Dios ha establecido la familia para que Sus hijos sean felices, para que puedan aprender principios correctos en un ambiente de amor y para que se preparen para el futuro.

Por designio divino, el padre debe presidir sobre la familia con amor y rectitud y tiene la responsabilidad de protegerla y de proveerle las cosas necesarias de la vida. El padre debe expresar su amor por su hijo o hija y la confianza que tiene en él o ella, y ellos deben tener la oportunidad de expresar sus sentimientos sobre cualquier tema, problema o experiencia. El padre debe escuchar cuidadosamente y tomar en serio los problemas y las confidencias de sus hijos. El padre y el hijo o la hija tal vez quieran hablar solos. Los problemas que surjan en la entrevista y que atañan a otros miembros de la familia podrían tratarse en la siguiente noche de hogar para la familia.

El padre debe planificar momentos en los que todos los miembros de la familia puedan realizar, a menudo, algunas actividades juntas. Ir a días de campo, acampar, llevar a cabo proyectos en familia, trabajar en la casa o en el campo, practicar la natación o hacer caminatas, ver películas apropiadas y otros entretenimientos sanos son algunas de las muchas actividades que las familias pueden disfrutar juntos.

Padres, ¿habéis considerado alguna vez el desafío que significa llegar a ser un buen padre? ¿Criar a los hijos en rectitud y llegar a tener una verdadera unidad con la esposa? El construir lo que podríamos llamar un sentimiento de amor y armonía constantes en el hogar requiere verdaderos esfuerzos y una buena planificación. ¿Por qué significa un desafío tan grande para casi todo hombre, el ser un padre bueno y justo, un padre que alcance el éxito? 

El padre debe poner énfasis en el hecho de que él siempre se encuentra enseñando para bien o para mal. La familia aprende a actuar como el padre, aprende a creer como él, a sentir, a pensar, a preocuparse por las cosas que preocupan al padre. Los niños pueden o no seguir el ejemplo del padre, pero ese ejemplo es en realidad la mayor luz que él puede presentarles a los hijos, luz por la cual debe hacerse responsable. 

Agradecemos a todos los padres quienes se esfuerzan por ser buenos ejemplos a su familia y no solo presidir en ella en una manera recta sino llegar a ser amigo y confidente de todo miembro de la familia. Aunque sea un desafío para el hombre, la recompensa que trae es lo mejor que el mundo puede ofrecer.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.