El servicio por medio del baile: Alas de Mariposa

Cuando prestamos servicio junto a personas de otras religiones, no sólo fortalecemos a la comunidad y mejoramos nuestras relaciones con ellos, sino que también llegamos a ser mejores discípulos de Cristo.

Nota de prensa

Son mujeres, madres, abuelitas y voluntarias en sus espacios religiosos y comunitarios, este grupo de mujeres buscó la forma de llevar alegria, consuelo y amor a los más necesitados a través del baile. El grupo denominado "Alas de Mariposa", ha participado en cientos de eventos de servicio, con el objetivo de transformar la vida de hombres, mujeres y niños en Guatemala.

Gloria Velázque miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días comparte la felicidad que siente al ser parte de un grupo tan especial y diverso, cuando ellas bailan sus diferencias las unen y las hacen más fuertes. 

María Elena Quan, integrante del grupo, transmite felicidad al bailar y apoyar a sus compañeras, cada una de ellas tiene algo que las hace especiales y las hace transmitir amor hacia quienes las conocen. Ellas son uno de los cientos de ejemplos que encontramos en el mundo sobre el servicio y la unidad.

Durante su ministerio terrenal, Jesucristo dedicó su vida a servir y ayudar a los demás. Los verdaderos discípulos de Jesucristo hacen lo mismo. El Salvador dijo: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros” (Juan 13:35)

Jesucristo es el mejor ejemplo de amor y servicio que podemos encontrar en las escrituras, Él nos ayuda a entender como el servicio desinteresado y honesto nos puede hacer uno a pesar de nuestras diferencias religiosas, sociales o culturales.

Los líderes de la Iglesia con frecuencia invitan a los miembros a que participen con otras personas de corazón sincero, sea cual sea su afiliación religiosa, para prestar servicio. 

“Dios utiliza a más de un grupo de personas para llevar a cabo esta obra grande y maravillosa… Es una obra demasiado extensa y ardua para un solo grupo.” Orson F. Whitney (1855–1931). 

Estas mujeres nos enseñan a vivir el evangelio puro de Cristo, a sobrellevar nuestras diferencias y hacernos uno al servicio de el Señor. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.