Jornada Médico-Dental "Sonrisas para Centroamérica" se realizó en Guatemala

Noticia

Para muchos jóvenes guatemaltecos miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días el hecho de abandonar su país por dos años es motivo de alegría, pues tienen la misión de predicar el evangelio para que todas las personas puedan acercarse a Cristo. Estos jóvenes se preparan en lo espiritual, lo físico y lo emocional para servir como misioneros de tiempo completo.

La Jornada Médico- Dental “ Sonrisas para Centroamérica” enfatizó su nombre al dibujar sonrisas en cada uno de los rostros de estos jóvenes de todas partes de Guatemala que se están preparando para servir una misión y que tuvieron la oportunidad de evaluar y mejorar su salud para poder servir como voluntarios en una de las 421 misiones del mundo.

 

La Jornada realizada en el centro de reuniones de Don Justo, Santa Catarina Pinula de La Iglesia inició el 24 de abril del 2018 y finalizó el 2 de mayo siguiente. Esta fue organizada por un comité local de la brigada dental en Guatemala y contó con la ayuda de 120 voluntarios extranjeros entre ellos médicos, dentistas y personal norteamericano.

El objetivo de la brigada es principalmente ayudar a jóvenes a valorar su salud para que puedan servir una misión de tiempo completo. Una misión de tiempo completo es un período de servicio voluntario, de una duración de 18 meses para las mujeres y de 24 meses para los hombres en el que los miembros de la Iglesia se dedican al proselitismo.

Para servir una misión, los jóvenes llenan una carpeta con sus datos personales incluyendo su información de salud que es enviada a las oficinas generales de la Iglesia, donde el profeta y los líderes de la Iglesia deciden, mediante revelación y oración, a dónde serán asignados para su misión. Por lo cual es importante que cuenten con buena salud, incluyendo la salud dental.

Con base a este objetivo, los jóvenes deseosos de servir en una misión llegaban desde muy temprano para beneficiarse de esta oportunidad. Al llegar, eran recibidos amablemente por voluntarios quienes les llenaban un expediente con su información, luego pasaban a los servicios de laboratorio, toma de presión, signos vitales y exámenes de la vista y de ser necesario a consulta médica. Los resultados de los exámenes de vista eran enviados y evaluados en Estados Unidos, y dependiendo del resultado los médicos recomendaban el uso de anteojos, allí mismo los jóvenes podían escoger el aro que les gustaba y se les entregaban posteriormente con la graduación necesaria. Los jóvenes no pagan por los anteojos, son donados por la Brigada Dental.

Después de haberse realizado los exámenes médicos, pasaban al área dental, la cual contaba con 30 estaciones, y allí eran evaluados y de acuerdo con las necesidades les realizaban trabajos dentales. La clínica dental contaba con todo el equipo profesional para las evaluaciones, entre el equipo se observaba Rayos X portátiles.  Los trabajos dentales podían ser desde una limpieza dental, colocación de malgamas hasta cirugía dentales, las cuales en la mayoría de los casos eran extracción de muelas de juicio.

Los jóvenes se mostraban muy agradecidos con la oportunidad. Moroni Delgado, joven beneficiado por la Brigada comentó: Estoy muy agradecido por la oportunidad en este lugar de poder prepararme para servir una misión, para ello hay muchos requisitos y uno de ellos es poder tener una buena salud dental. En esta oportunidad se nos dio el poder arreglar nuestros dientes y que podamos predicar el evangelio de una mejor manera para no tener problemas después o durante la misión.”

 

Además de ayudar a los futuros misioneros, también es importante recalcar la experiencia espiritual y servicial que los médicos pudieron disfrutar a través de su voluntariado. Todos son voluntarios, ellos pagan su pasaje, su transporte y sus alimentos. Uno de los dentistas, Blake Bybee comentó el sacrificio que debieron hacer para venir a servir: “Somos de Idaho, venimos aquí en nuestras vacaciones para ayudar a los jóvenes a prepararse para ir a la misión. Nosotros dejamos nuestra familia, cerramos nuestra clínica en Boise para venir aquí y ayudar a los jóvenes. Es la segunda vez que venimos aquí y para nosotros es algo muy especial el ayudar a los jóvenes.”

El comité local de la brigada dental en Guatemala es un grupo de 120 voluntarios donde se realiza toda la logística para traer a 120 norteamericanos a atender la brigada. Hay grupos atendiendo en registro, en transporte, en traducción, alimentación para todas las personas que los visitan, hay grupos también que apoyaron en el transporte del equipo médico y dental. También proporcionaban a los jóvenes suministros misionales. Wendy Rivera y su familia viajaron desde Xela para prestar servicio en la brigada. “Mi familia y yo estamos aquí participando del servicio que se está prestando en la iglesia, estamos traduciendo y ayudando junto a otros voluntarios y es muy bonito ver el entusiasmo de los jóvenes que desean servir una misión y por medio de este servicio que vinieron a dar los hermanos se están beneficiando.” Comentó.

Las jornadas médico-dentales se realizan 2 veces al año en diferentes países. Su capacidad de atención es de 175 jóvenes diarios y laboran durante 5 días. En muchos países logran ayudar alrededor de 900 futuros misioneros.

Al final los jóvenes recibían un obsequio el cual podrán utilizar en la misión. Los jóvenes varones podían escoger una corbata y una camisa y las hermanas un diario o libro.

La obra misional es una de las características más distintivas de la Iglesia. En este momento, decenas de miles de misioneros caminan, conducen un vehículo o andan en bicicleta por todo el mundo repartiendo ejemplares del Libro de Mormón y compartiendo el Evangelio con las personas con las que se encuentran. Así como estos jovencitos, misioneros alrededor del mundo se prepararon y se encuentran compartiendo un mensaje de amor y paz al mundo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.