La tribulación como una bendición

La vida no siempre es fácil, pero podemos aprender a vivir con las dificultades convirtiéndolas en fortalezas.

Nota de prensa

Job es un ejemplo de amor, dedicación, servicio y agradecimiento, su vida si bien durante muchos años fue constantemente bendecida, llegó un momento en el cual su fe fue probada. Muchos se acercaron a él para expresarle su tristeza, y otros para juzgarlo a él y a su Dios. Sin embargo, Job sabía que el Señor, era el único que conocía su corazón y que podría bendecirlo para bien. No importando cuan difíciles fueran sus circunstancias el continuó confiando en un Padre Celestial amoroso.

Al igual que Job cada uno de nosotros como seres humanos pasamos por tribulaciones, problemas, perdidas, angustias, que pensamos nunca terminaran, pero, a pesar de todo, contamos con la compañía del espíritu santo, la guía de un bondadoso Padre Celestial y el sacrificio expiatorio de Cristo.

 

Saríah Raquel Barrios Morales, guatemalteca, miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuenta como un momento de tribulación ha bendecido su vida de una forma que nunca pudo haber imagino mejor. Esta jovencita, tuvo la oportunidad de viajar al extranjero, a Lyon, Francia. El viaje formó parte de una especie de intercambio estudiantil, en el que ella puede hospedarse con una familia en la que recibe ayuda en: alimentación, vivienda, medio de transporte y una pequeña mesada semanal. A cambio de ello, Saríah se hace cargo de las niñas de la familia y algunas tareas de la casa. Ella comparte que esta ha sido una de las mejores oportunidades de su vida, ya que no solo tiene la oportunidad de aprender de otra cultura, y otro idioma, si no también acercarse más a Jesucristo.

El proceso de Saríah para acoplarse no fue tan sencillo como parece, requirió esfuerzo, constancia y mucha, pero mucha paciencia. A finales del año pasado sus proyectos personales se derrumbaron de un instante a otro, y todo lo que había planeado para los siguientes dos años, se vino abajo. Debido a esto cayo en una gran depresión de la que solo las personas más cercanas a a ella estaban enteradas. En sus momentos de tristeza profunda, Saríah cuenta " pude encontrar consuelo en las escrituras, específicamente en Doctrina y Convenios 24:8 que dice “Se paciente en las aflicciones, porque tendrás muchas; pero sopórtalas pues he aquí estoy contigo hasta el fin de tus días”. Eso la hizo avanzar y seguir buscando eso que tanto anhelaba.

El salir de Guatemala fue solo el principio. No fue fácil, en realidad fue una experiencia difícil. Saríah ha aprendido que, aunque el camino sea duro, todos podemos con la ayuda de Jesucristo salir adelante.

Al igual que Saríah existen muchos jóvenes que tienen que migrar en busca de mejores oportunidades, sin embargo, no siempre el buscarlas es fácil, pero en el trayecto, el acercarse a Jesucristo puede hacer que por medio de las pruebas se adquiera fortaleza espiritual y una comprensión más extensa del amor de Jesucristo hacia sus hijos.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.