Comunicado de Prensa

La alfabetización promueve la autosuficiencia

Al comenzar otro año escolar ayudemos a los niños a desear leer

La habilidad de leer y escribir es de suma importancia, no sólo para el individuo sino también para la comunidad en general. La alfabetización genera productividad y estabilidad e invita una cultura más vibrante. Desde una edad tierna los niños deben aprender a amar la literatura. El saber del mundo que les rodea ofrece un futuro más seguro y feliz.  

Rex D. Pinegar dijo, “El tratar de educarse es un reto de suma importancia. El saber leer nos permite buscar más luz y verdad. La luz significa más que poder ver con los ojos; incluye la revelación de las cosas como son, como fueron y como habrán de ser. La luz nos brinda conocimiento en medio de las tinieblas.” (Octubre 1994)

¿Cuántas de las cosas que tenemos vienen con una garantía de por vida? Quizás un bonito juego de cuchillos, una mesa de cocina o un juego de herramientas, si somos afortunados. Ahora, ¿cuál de nuestras posesiones tiene una garantía eterna? José Smith, primer presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, enseñó que “cualquier principio de inteligencia que logremos en esta vida se levantará con nosotros en la resurrección”. Esto significa que lo que aprendamos en esta vida permanecerá con nosotros y nos beneficiará aun después de la vida terrenal (Doctrina y Convenios 130:18). Dios espera que todos nosotros obtengamos la mayor cantidad de conocimiento que podamos, en la escuela, en el trabajo y por nuestra cuenta. El hacerlo nos ayudará a sortear los obstáculos que la vida nos presenta, a acercarnos más a Él y a prepararnos para la vida venidera.

La habilidad para leer y escribir es fundamental a fin de entender las cosas de Dios y las cosas del mundo. Tenemos que saber lo que contienen las Escrituras y otros buenos libros ya que cuanto más sepamos progresaremos con más rapidez, tanto en lo temporal como en lo espiritual. Los centros de alfabetización son uno de los muchos servicios que ofrece La Iglesia, y ésta también proporciona varios recursos a fin de fomentar otras iniciativas internacionales de alfabetización.

Una educación adecuada junto con la habilidad para leer nos ayudan a obtener conocimiento y sabiduría, lo cual nos permite discernir la verdad del error y tomar decisiones acertadas. La educación y la alfabetización también resultan clave en el desarrollo personal, la preparación para tener un empleo, el criar una familia fuerte, el servicio en la Iglesia y la capacidad para contribuir de forma significativa a la sociedad en la que vivimos. La habilidad para leer y la oportunidad de ir a la escuela nos ayudan a ser mejores ciudadanos, mejores integrantes de nuestra familia, mejores empleados y mejores hijos de Dios. El presidente Dieter F. Uchtdorf, miembro de la Primera Presidencia de la Iglesia, dijo: “Tengan a bien motivar a su familia… a aprender y a obtener más estudios. Si no disponen de educación formal, no permitan que eso les impida adquirir todo el conocimiento posible. Bajo tales circunstancias, los mejores libros, en cierto sentido, pueden convertirse en su ‘universidad’, un salón de clases siempre abierto que admite a todos los que se presenten”. Cumplir con nuestro deber de aprender lo más que podamos nos permitirá aportar al mundo que nos rodea y a prepararnos mejor para estar con nuestro Padre Celestial.

Gordon B. Hinckley, anterior presidente de la Iglesia, hablando de la importancia de la alfabetización por toda la Iglesia, dijo: “Se ha emprendido un gran esfuerzo… cuyas consecuencias se harán sentir en la vida de las generaciones que están por venir. Es un programa diseñado para llevar luz a la vida de aquellos que no pueden ni leer ni escribir” (Ensign, marzo de 1992, pág. 6).

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.