Tres formas sencillas de ser una familia feliz

Dedicar tiempo a nuestra familia, nos permite recibir grandes recompensas.

Nota de prensa

Los miembros de la familia necesitan gozar de la compañía tanto del uno como del otro. La unidad y el amor que su familia necesita puede crecer por medio del trabajo, el juego o en la participación de actividades conjuntas.

Toda familia necesita de tiempo, es importante que podamos dedicar tiempo a nuestra familia, si bien vivimos en un mundo ajetreado, donde la mayoría de los padres y madres tienen que salir y trabajar, todos tenemos la oportunidad de dar tiempo de calidad a nuestros hijos, esposo, esposa, abuelos. 

 

Hace treinta y cinco años, el presidente James E. Faust (1920–2007), Segundo Consejero de la Primera Presidencia, se lamentó de que las familias pasaran tan poco tiempo juntas. Piensen en eso, no es solo ahora, sino todo el tiempo, dijo en la conferencia general: “Uno de los problemas principales que hoy día tienen las familias es que cada vez pasan menos tiempo juntos… El tiempo que los miembros de la familia pasan juntos es precioso, tiempo que se necesita para hablar, escuchar, dar ánimo y para mostrar cómo hacer cosas”

En el folleto  tres formas sencillas de tener una familia feliz se hace referencia a tres formas en las que podemos fortalecer nuestras relaciones familiares:

Aparten tiempo para estar juntos

Toda familia necesita de tiempo, es importante que durante la semana a pesar de los compromisos que existen podamos pasar un tiempo de calidad con nuestra familia, los lazos familiares se fortalecen cuando pasamos juntos el mayor tiempo posible. Un orden de prioridades nos ayudará a tener más tiempo para dedicar a nuestra familia y fortalecer nuestras relaciones familiares.

Mejoren la comunicación

No hay mejor forma que estar en sintonía que una buena comunicación, esta nos permite el poder estar al tanto de las cosas que suceden en nuestra familia, de las inquietudes y dificultades de nuestros hijos y de las necesidades de nuestro esposo o esposa.

Una manera importante de expresar interés sincero en los integrantes de la familia es escucharlos con atención. El escuchar lo que las personas sienten, al igual que lo que dicen, requiere concentración y esfuerzo, pero las recompensas que se reciben hacen que ese esfuerzo merezca la pena: los miembros de su familia estarán más dispuestos a hablar abiertamente y decirle lo que piensan y cómo se sienten.

Pongan énfasis en los valores

Todo lo bueno se aprende en la familia, así que como parte de una debemos atender lo que enseñamos en nuestro hogar.

Cuando se enseña valores correctos a los hijos, les ayudamos a edificar fundamentos sólidos sobre los cuales edificarán su carácter. Si uno enseña y practica dichos valores, contribuye no sólo al bienestar de la familia, sino a la sociedad en la que vive. La Biblia dice: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él" (Proverbios 22:6). Dé responsabilidades a sus hijos pequeños para que desarrollen un núcleo de valores morales y para que eso los guíe a hacer lo justo.

Como padres o tutores es nuestra responsabilidad educar con amor, crear relaciones de confianza y fortalecer los lazos familiares.

Noches de hogar en familia

Tener un día especial para la familia es importante, dedicar un tiempo para compartir, escuchar y evaluar los asuntos importantes de nuestras familias merecen nuestra atención. En el folleto sugerencias para las noches de hogar, la iglesia da algunas ideas sobre temas que podrían  tratarse en estas noches especiales, no hay un día establecido para poder realizarlas, la idea es compartir y escuchar, crear lazos de confianza y afianzar nuestra relación familiar.

Es importante edificar a nuestra familia y darle el lugar que merece en nuestra vida, a pesar de las dificultades, el trabajo, los compromisos académicos o sociales, no hay nada que debería ser más importante para nosotros que la familia.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.