Comunicado de Prensa

Microempresarios Mormones abren exposición al público.

 

El 9 y 10 del noviembre se realizó la tercera exposición SUD en el edificio Montúfar de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. SUD significa Santos de los Últimos Días. El evento fue organizado por la oficina de ser vicios de bienestar de la Iglesia en Guatemala.

En el techón del edificio hubo 85 a 90 kioscos, cada uno asignado a una persona con negocio personal en donde demostró su producto, talento o servicio. Cada sitio fue mantenido por un miembro de la Iglesia. El propósito de la exposición fue demostrar variedad de negocios y animar a otros a ser autosuficientes. 

La variedad de ideas fue admirable. Había de todo: dulces, arreglos florales navideños y para bodas, masajes, ropa, arte, manualidades, comida de toda clase, colegios de aprendizaje, pasteles, demostración de jardín y animales domésticos, cosas típicas, joyas y hasta un giroscopio.

El viernes asistieron aproximadamente 1,000 personas y se esperaban 1,500 para el sábado. Fue un evento exitoso en todo sentido. También ayudó a quienes están pensando empezar su propia empresa o negocio y en qué manera tener éxito.

La Iglesia enseña que todo miembro de la Iglesia tiene dos responsabilidades básicas relacionadas con el bienestar: llegar a ser autosuficiente, y velar por los pobres y necesitados. Los padres tienen la sagrada responsabilidad de velar por el bienestar físico y espiritual de sus hijos. A medida que éstos crezcan, irán asumiendo más responsabilidad por su propio bienestar. Los padres deben enseñarles los principios básicos de bienestar y prepararlos para ser autosuficientes, y proveer para sus propias familias en el futuro. Los padres también pueden darle a sus hijos la oportunidad de cuidar de los pobres y necesitados.

Todos los siguientes consejos se aplican directamente a los miembros adultos de la Iglesia. Muchos de estos consejos se aplican a los jóvenes de ambos sexos, a pesar de que aún dependen en gran medida de sus padres.

Debemos llegar a ser autosuficientes. La responsabilidad de nuestro propio bienestar social, emocional, espiritual, físico y económico es primeramente nuestra, luego, de nuestra familia y, en tercer lugar, de la Iglesia. Bajo la inspiración del Señor y mediante nuestro propio esfuerzo, debemos proveer para nosotros y para nuestra familia las cosas indispensables para la vida, tanto espirituales como temporales.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.