Miembros de la Iglesia participan en Juegos Olímpicos

“Manos que ayudan” ofrece servicios de traducción y cómo explorar la historia familiar de uno

Noticia

Los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018 han comenzado, y cinco miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días son competidores. Un sexto esquiador mormón, Steve Nyman, se lastimó la rodilla mientras entrenaba una semana después de haberse clasificado para su cuarta olimpiada y no hizo el viaje.

La lista de atletas de la Iglesia que compiten por los Estados Unidos incluye a Taylor Morris de Salt Lake City, Utah; Chris Fogt de Alpine, Utah; Jerica Tandiman de Kearns, Utah; y Jessika Jenson de Rigby, Idaho. Un quinto Santo de los Últimos Días, Brendan "Bubba" Newby, de Irlanda y Orem, Utah, representa al Equipo Irlanda.

Esta fue la primera experiencia olímpica para Taylor Morris, de 26 años, quien ya compitió en el evento de luge, ubicándose en el puesto 18. Morris, quien rompió su meta personal de ubicarse en el top 20 del evento, no estuvo decepcionado con su clasificación en los Juegos Olímpicos.

Esta será la segunda vez de Jessika Jenson en los Juegos Olímpicos, compitiendo en los eventos de slopestyle y snowboard. Ella colocó en quinto lugar en el slopestyle y está lista para competir en las rondas clasificatorias a gran escala que tendrán lugar el 18 de febrero.

Jerica Tandiman, de 23 años, competirá en patinaje de velocidad el miércoles 14 de febrero (1,000 metros) y el domingo 18 de febrero (500 metros). Esta será su primera experiencia en los Juegos Olímpicos que compite en el evento de patinaje de velocidad de pista larga.

Al participar en su tercera experiencia olímpica, Chris Fogt, de 35 años, competirá el sábado 17 de febrero en el evento de bobsleigh. Fogt sirvió en una misión SUD en las Filipinas.

El martes 20 de febrero, Brendan "Bubba" Newby, 29, representará al equipo de Irlanda en esquí estilo libre masculino (halfpipe). Newby nació en Irlanda y se mudó con su familia a Utah, donde aprendió a esquiar.

También en los Juegos Olímpicos de PyeongChang, “Manos que ayudan”, el programa de la Iglesia para el servicio comunitario mundial de voluntarios, tiene un centro que brinda servicios para apoyar los Juegos.

Con un personal de más de 20 voluntarios de la Iglesia, en Gangneung, Corea del Sur, “Manos que ayudan” ofrece servicios de traducción en nueve idiomas, un área de fotografía de deportes de invierno, actividades de bricolaje para familias, Wi-Fi gratuito, y un lugar para calentarse, disfrutar de bebidas calientes, recargar teléfonos celulares, ver transmisiones olímpicas en vivo e incluso explorar la historia familiar de uno.

El centro está cooperando con el departamento de policía local para prevenir el crimen dirigido a extranjeros. Go Kwang-young, director del Centro de Voluntarios de la Ciudad de Gangneung, ayudó a facilitar una asociación entre el departamento de policía y el centro “Manos que ayudan”. Expresó gratitud por dicha colaboración y señaló que el "servicio voluntario y los talentos ofrecidos en este centro ayudarán a la ciudad de Gangneung a desarrollarse aún más".

El centro “Manos que ayudan” está abierto todos los días durante los Juegos Olímpicos 2018 y los Juegos Paralímpicos hasta el 25 de marzo de 2018. Todos son bienvenidos.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.