Tema

Misioneros de servicios humanitarios logran una gran obra

El enfoque de la Iglesia es ayudar a las personas a llegar a ser autosuficientes mediante la capacitación y la provisión de recursos para una vida sustentable.

Los esfuerzos humanitarios son un componente principal de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Cada año las vidas de miles de personas son influenciadas por las donaciones de bienes y servicios prestados a las personas necesitadas.

Los misioneros de servicios humanitarios de la Iglesia sirven en todo el mundo para coordinar las necesidades de la comunidad con los recursos de ayuda apropiados. En el área de Centroamérica una pareja mayor, el élder Geoffrey y la hermana Dolores Jasmer, han pasado el último año y medio proponiendo y coordinando varios proyectos para ayudar a las poblaciones locales. Han viajado a cada uno de los países de Centroamérica para evaluar las necesidades y el seguimiento de los proyectos humanitarios.

Cuando llegaron a Guatemala como misioneros de servicios humanitarios, asumieron que estarían en el campo ayudando con proyectos que requerirían trabajo más físico, pero pronto se dieron cuenta de que, para coordinar y supervisar los proyectos, tendrían que pasar más tiempo en la oficina.

El élder Jasmer comentó que: “Nada se puede hacer sin la ayuda del Señor. Él nos calificará para lo que haya que hacer. Hemos crecido en todos los sentidos y hemos encontrado que lo que nos hace falta el otro lo compensa. Trabajamos juntos como un equipo”.

Al acercarse el final de la misión de la hermana Jasmer, ha tenido experiencias muy impactantes. Al asistir a una clínica de visión que ayudaron a organizar, la hermana Jasmer dijo: “Fue muy inspirador ver a personas que no tenían la esperanza de ver porque no tenían los recursos y las oportunidades para recuperar la vista. Tienen su vida de nuevo y ahora pueden ser productivos de nuevo”.

Algunos de sus otros proyectos favoritos son la capacitación en resucitación neonatal, distribución de sillas de ruedas, agua potable, y proyectos educativos. Cuando la Iglesia dona materiales, a veces es necesario que la comunidad local ayude con el trabajo u otras necesidades con el fin de completar el proyecto. “Ver cómo las personas se unen entre sí y se convierten en campeones, ya que se sacrifican para completar un proyecto en su comunidad, es algo maravilloso para nosotros”, dijo el élder Jasmer. “El Señor ha fortalecido nuestros corazones ya que estamos lejos de nuestras familias. No lo consideramos un sacrificio, porque es pura alegría”.

El élder William Whittier, y su esposa Mary Lou, serán la nueva pareja de servicios humanitarios cuando los Jasmer regresen a casa. El élder Whittier dijo: “Queremos ser manos para ayudar a las personas a cambiar su vida a través de la educación, la capacitación para el trabajo y las condiciones de vida saludables. Queremos ser capaces de hacer una diferencia a largo plazo”.

Los Whittier están muy contentos de estar en Guatemala sirviendo como misioneros.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.