Comunicado de Prensa

Mormones ayudan a salvar vidas

En el Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre se reconoció el aporte que hacen los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días acto que se llevó a cabo en la plaza de la banderas de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Desde el año pasado la Iglesia lleva a cabo cada sábado una jornada de donación voluntaria de sangre en uno de sus centros de reuniones. "cada donante de sangre es un héroe" se mencionó durante el acto en mención.

El Departamento de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, representando al programa "Manos que Ayudan", fue invitado al acto de reconocimiento a los donantes voluntarios de sangre. Durante el año miembros de la Iglesia donan sangre en varios lugares en cooperación con el Ministerio de salud, utilizando su equipo móvil. Para los miembros de la Iglesia es importante ayudar a su prójimo. La donación de sangre en verdad salva vidas.

Los miembros de la Iglesia se han comprometido a donar casi cada sábado en diferentes centros de reuniones (estacas) para ayudar a esta gran causa. En el emotivo acto efectuado en la Universidad de San Carlos, compartieron su testimonio varios estudiantes e individuos que han donado sangre periódicamente durante varios años. El día 14 de junio se ha designado como Día Mundial del Donante en 62 países. Este año Guatemala se une a este número.

El lema del programa de este año es "Cada donante de sangre es un héroe". Este lema se centra en la idea de que todos nosotros podemos convertirnos en héroes cuando donamos nuestra sangre para salvar a otro ser humano. Donar sangre es el regalo más valioso que podemos ofrecer.

El doctor Alfonso Pérez Bran, viceministro de Salud Pública al hacer uso de la palabra dijo: "Donar sangre es un acto humano, solidario, sin egoísmo y caritativo."

 

Requisitos para donar sangre:
 
  • Ser mayor de 18 años.
  • Presentar cédula de vecindad, DPI, licencia de conducir o pasaporte.
  • Peso mínimo de 110 libras.
  • Gozar de buena salud física y mental.
  • Deben haber pasado tres meses desde la última donación.
  • Previo a la donación, comer alimentos sin grasa que sean livianos como frutas, jugos, vegetales.
  • No padecer enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión).
  • No tener gripe.
  • No estar tomando antibióticos.
  • No haber padecido hepatitis después de los 11 años
Para su tranquilidad, donar sangre:
 
  • No engorda ni adelgaza a la persona.
  • No disminuye la potencia sexual ni la fertilidad.
  • No debilita ni produce enfermedades.
  • Debe hacerse sin recibir nada a cambio.
  • Todos los tipos de sangre son bienvenidos.

Como ha dicho el presidente Thomas S. Monson, Presidente de la Iglesia: "el que da dinero da algo, el que da de su tiempo da más, pero el que da de sí mismo lo da todo".

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.