Mormon Newsroom
Comunicado de Prensa

Niños de la escuela "Asociación del Cinco" ayudan a dentistas

Más de 25 niños de la escuela “Asociación del Cinco”  ubicada muy cerca del relleno sanitario de la zona 3 de la Ciudad de Guatemala, se convirtieron en asistentes de los doctores Richard Call, Richard Johnson y Wayne Wilcox - en el - tratamiento dental gratuito que recibieron.  Los tres médicos asistidos por la Doctora Jackelyn Orantes, odontóloga de la Universidad Mariano Gálvez, ayudan a niños de varios orfanatos a recibir atención odontológica que de otra manera no podrían recibir. Los tres médicos son misioneros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, de servicio en el país.

Lo novedoso del programa es que los mismos niños se convirtieron en asistentes de los médicos lo cual hace menos traumático su propio tratamiento dijo la Doctora Orantes. Con años de experiencia, los dentistas descubrieron que con la ayuda de los niños - todo se hace más cómodo para los pacientes de esas edades. Mientras uno está recibiendo tratamiento, sus compañeros están muy cerca para darles ánimo y valor. Realizar esta actividad  les ayudó a  sentirse tranquilos cuando les llegó su turno.  Otra idea original fue darle al niño un espejo que mantuvo en su mano mientras recibía el tratamiento, lo cual  ayudó a aliviar la tensión propia del momento.

Los doctores Call, Johnson y Wilcox, sus esposas y la doctora Orantes - recién iniciaron el tratamiento dental de estos niños, cuyos padres mayormente se dedican a clasificar la basura en el relleno sanitario con lo cual obtienen ingresos limitados para sostener a sus familias.  Los médicos en mención son parte de varias parejas de misioneros mayores que han dejado sus profesiones en los Estados Unidos y han venido a Guatemala para servir como misioneros sin recibir remuneración alguna, más bien ellos pagan sus propios gastos.  Trabajan durante toda la semana en una moderna clínica dental que le Iglesia ayudó a establecer en el Hogar del Tio Juan en la zona 1 de la ciudad.

La Doctora Orantes sirve de contacto con orfanatos para localizar niños que requieran atención médica dental, también ofrece su conocimiento y talento en el trabajo mismo de la clínica. Bárbara Paredes, otra dentista -, también asistió en el tratamiento a los niños.

La escuela mencionada es auspiciada por la entidad humanitaria "Asociación del Cinco" integrada por donantes voluntarios dispuestos a donar hasta el cinco por ciento de su salario para el sostenimiento de la escuela.

Los niños y adolescentes entre las edades de 7 a 17 años, se matriculan en la escuela por un año, muchos de ellos no saben leer ni escribir.  Al terminar el año, los  que han sido alfabetizados, son ubicados en escuelas regulares cercanas a su vivienda.  Durante la jornada de clases reciben también el desayuno y el almuerzo.

El director de la escuela agradeció a los dentistas por su amoroso servicio gratuito y resaltó la calidad del tratamiento que los niños recibieron. Mencionó además que él está familiarizado con los misioneros jóvenes de la Iglesia, pero que no sabía que personas mayores también sirven como misioneros.

Richard Call explicó que los misioneros jóvenes tienen la responsabilidad de enseñar el evangelio de Jesucristo y que los misioneros adultos buscan ministrar a su prójimo como lo hizo Jesucristo, -utilizando sus talentos para sanar y bendecir a los demás. Para los misioneros fue una experiencia dulce y muy gratificante, y según relataron, les pareció que también lo fue para los niños.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.