Nota de prensa

Personal de salud se certifica en reanimación neonatal 

Médicos, enfermeras/os y comadronas reciben importante entrenamiento.

Gracias al apoyo del Ministerio de Salud Pública y la Organización Panamericana de la Salud, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días trajo al país un grupo de médicos y enfermeras voluntarios que capacitan a médicos, enfermeras/os y comadronas de los hospitales nacionales en técnicas modernas de resucitación neonatal que permitirán tener personal capacitado para atender las emergencias respiratorias de los recién nacidos.

El programa inició el viernes recién pasado (6 de noviembre) con un curso avanzado de recertificación dirigido exclusivamente a neonatólogos pediatras que incluye intubación traqueal del recién nacido.

Dada la alta incidencia de mortalidad infantil, esta capacitación que será replicada en Quetzaltenango y Cobán Alta Verapáz ayudará a contar con personal médico capacitado. Los médicos visitantes están integrados por el Dr. Frank Bentley, su esposa Jean Bentley, el Dr. Bruce Stanley, la enfermera especializada Paula Clark y la enfermera especializada Patricia Sorenson.

El programa avanzado incluye examen preliminar, instrucción teórica, práctica con el equipo neonatal ofrecido por la Iglesia y un examen final. Las mesas de capacitación fueron dirigidas por un especialista a un grupo reducido de siete participantes. Todas las lecciones fueron enseñadas en los diferentes grupos que practicaron con prototipos y equipo donado por la Iglesia. Al final de la instrucción, todos aquellos que aprobaron los exámenes recibieron un certificado de participación y una re-certificación oficial de parte de la Asociación Americana de Medicina Perinatal y Neonatal.

El 10 y 11 de noviembre, dos días después del curso avanzado el grupo de especialistas enseñaron el curso “Ayudando al bebé a respirar” que es dirigido a enfermeras, comadronas y algunos médicos pediatras en Cobán cubriendo el área de oriente. En este curso no se enseña la intubación, dado que este procedimiento es avanzado.

Los maniquís y equipo que se utiliza capacitan al personal, de una manera muy real, a dar al neonato los auxilios esenciales para ayudarle a respirar. Esta capacitación comprende de dos días. A esta sesión se inscribieron 60 personas de las cuales asistieron 52.  La participación fue amena, relajada, con mucha interacción de los participantes con los instructores. Los resultados de los exámenes fueron bastante satisfactorios así como el entusiasmo de los participantes.

Al final de la instrucción, los representantes de cada centro de salud y hospital se comprometieron a replicar la instrucción a aquellos que no asistieron así como al personal de áreas más remotas que incluyen a comadronas.

El Ministerio de Salud, por medio de su representante la Dra. Luisa Álvarez, levantó un acta de recibo de donación y se entregó equipo a cada unidad, comprometiéndose a programar cursos de seguimiento y expansión cada tres y seis meses.

Esta sesión se está replicando en Xela a la cual asistió personal de los centros de salud de distrito del área de occidente. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.