Presidente del CCM tiene profundas raíces en Guatemala

Presidente del CCM tiene profundas raíces en Guatemala

Los Hill invitan a todos los hombres y mujeres jóvenes para que se preparen para el servicio misional

Noticia Destacada

El presidente Craig A. Hill nunca imaginó, mientras tomaba parte en la ceremonia de la palada inicial del Centro de Capacitación Misional de la Ciudad de Guatemala en julio de 1992, que algún día regresaría para ser su presidente.

En octubre de 2017 La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció que el presidente Hill había sido llamado para presidir el CCM de la Ciudad de Guatemala y su esposa Judy como su compañera.

“Nos encanta este edificio (el CCM). Fue una tierna misericordia del Señor que me llamara a presidir el CCM porque yo había participado en la compra del terreno y fui parte de la palada inicial”, dijo el presidente Hill. “El edificio estaba solo dos tercios completo cuando partimos de Guatemala para presidir la Misión Argentina Córdoba. Siempre esperé regresar un día solo para verlo. Poco sabía que algún día volvería para presidirlo”.

Su llamamiento para presidir el CCM ha venido a cerrar el círculo. Vivieron en la ciudad de Guatemala de 1990 a 1993, tiempo durante el cual el presidente Hill fue el director de asuntos temporales para la Iglesia en el área de Centroamérica.

En marzo de 2016, el presidente Hill y su esposa regresaron a Guatemala como misioneros de tiempo completo de la Iglesia, sirviendo como secretarios ejecutivos de la Presidencia de Área. Su asignación terminó en septiembre de 2017. Pero no habían visto lo último de Guatemala. Un mes después de regresar a su casa en el estado de Utah, recibieron su llamamiento misional.

“Fue emocionante ver el progreso de la Iglesia en comparación con cuando estábamos aquí antes”, dijo el presidente Hill. “Poco sabíamos que seríamos llamados a regresar solo cuatro meses después de terminar esa misión”.

Los CCMs cumplen una función muy importante en la Iglesia. Según el presidente Hill, los centros de capacitación misional ayudan a los misioneros a comprender y aplicar su propósito misional de “Invitar a las personas a venir a Cristo a fin de que reciban el Evangelio restaurado mediante la fe en Jesucristo y Su expiación, el arrepentimiento, el bautismo, la recepción del don del Espíritu Santo y el perseverar hasta el fin”.

Los misioneros que ya hablan español son asignados al CCM por tres semanas y luego viajan directamente a su campo misional. Los misioneros que no hablan español permanecen en el CCM durante seis semanas, donde reciben capacitación intensiva en idioma y proselitismo. Los misioneros que han sido llamados para aprender Q’eqchi’ permanecen en el CCM por nueve semanas. El CCM de Guatemala es capaz de albergar hasta 152 misioneros por período de dos semanas.

Guatemala tiene muchos buenos recuerdos para los Hill “Nuestros hijos y la familia extendida estaban eufóricos con nuestro llamamiento a presidir el CCM de Guatemala. Nuestro nieto espera venir este año para bautizarse en la misma pila bautismal en que su madre fue bautizada. ¡Qué maravillosa experiencia será!”

Los Hill extienden una invitación especial a todos los hombres y mujeres jóvenes para que se preparen para el servicio misional a una edad temprana, y a sus padres. “Enséñenles a sus hijos la importancia del trabajo arduo y sean responsables de hacer cosas difíciles. Prepárense para proporcionar apoyo financiero para su misión, vestimenta y necesidades de salud. Esperamos ver a todos sus hijos e hijas en el CCM”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.